miércoles, 28 de junio de 2017

Sombrear los puentes de Sevilla

En las reuniones a las que puedo asistir de la Red de Sevilla por el Clima, asociación que crece y engloba cada día a más entidades y socios que ven las penurias climáticas de la capital sevillana, ponemos a debate propuestas muy diferenciadas. Así pues, analizamos desde asistencia a congresos y conferencias, pasando por propuestas en el pleno municipal -p.e. presupuestos-, hasta iniciativas concretas como la que hice recientemente, se suscribió por la RED y ya estamos moviendo y difundiendo.

Se trata de generalizar en los ocho puentes sobre el río Guadalquivir y los cuatro sobre el FFCC. de un conjunto de estructuras, pérgolas, toldos... o lo que convenga en cada caso, para sombrear y hacer menos gravoso el tránsito peatonal y de ciclistas en estos veranos futuros que, de seguro, serán cada vez más cálidos o con olas de calor más frecuentes.

A ver la acogida que tiene entre los grupos políticos y el propio gobierno municipal, que dicen progresista, pero a la hora de rascarse el bolsillo es uno más entre todos.

Transcribo aquí el documento y algunas fotos ilustrativas.

Propuesta Urgente al Ayuntamiento desde la Red de Sevilla por el Clima: SOMBREAR LOS PUENTES URBANOS.

Es sabido que las acciones contra el Cambio Climático van muy retrasadas en su ejecución desde los poderes y administraciones públicas, si es que realmente son asumidas por la sociedad y sus gobiernos. No podemos quedar impasibles sino actuar.
La opción más lógica en nuestra ciudad, la de revegetar espacios urbanos y arbolar zonas abiertas son prioridades más que evidentes y demandadas desde la sociedad, además de efectivas, pero necesitan cierto tiempo y recursos económicos que, evidentemente, tienen que programarse y anualizarse.
Frente a esto se precisan intervenciones concretas desde la administración local, de índole infraestructural en localizaciones viarias que están muy necesitadas de un conjunto de acciones, pues funcionan como islas lineales de calor sin posibilidades de acoger setos y arboledas, y la sufren específicamente peatones y ciclistas en los puentes sobre el Guadalquivir y los pasos elevados sobre el ferrocarril. El flujo ciudadano sobre estas infraestructuras es tan elevado y su monto económico tan asumible o reducido desde la perspectiva de una gran ciudad, que los beneficios a la población sevillana deben implementarse en breve y, además, sin elevados costes.



La conexión de barrios populosos como Macarena Norte y Centro con el Parque del Alamillo o la Isla de la Cartuja invocan a unas actuaciones urgentes tanto al del Alamillo como en La Barqueta



Es evidente que los diseños variados de calzadas y usos espaciales actuales requerirán soluciones diferenciadas, como en  La Pasarela o de San Telmo.
Caminar por los ocho principales puentes sobre el río Guadalquivir, durante la época estival y en horas de sol, supone para los sevillanos un esfuerzo y estrés que se podría reducir a límites razonables con unas simples estructuras y cubriciones que sombreen los acerados. Idéntica conclusión para los cuatro pasos elevados sobre el ferrocarril.
Las perspectivas de incrementos sostenidos de las temperaturas medias estivales en Sevilla, así como las olas y ciclos sostenidos de calor que superan los 40º, es una realidad con la que hay que convivir y, a la vez, disponer soluciones imaginativas o tan básicas como la que se propone: cubrir y sombrear TODOS los puentes de la ciudad. Lógicamente con las garantías adecuadas en lo que se refiere a cálculos de estructuras, diseño final y materiales empleados, considerando que no son simples toldos a colocar entre calles estrechas, sino espacios abiertos muy asolados y susceptibles de vientos.


Caben hacer las mismas consideraciones para el Puente de Los Remedios o el de Las Delicias, cerca del Puerto de Sevilla con amplia anchura de la ría y estructura móvil del mismo.

El Puente del Cachorro es un ejemplo incompleto, a la vez que referente posible ya que su tratamiento es solo parcial con amplios tramos no cubiertos hacia ambas márgenes de La Dársena, de lo que podrían ser los restantes cruces del río o del ferrocarril.

Una estimación de las superficies necesitadas de cubrición sobre el viario ciclo-peatonal de los puentes, arroja las siguientes cifras estimadas:
Puente
Acerados
Ancho
Longitud
Superficie
Alamillo
1
4
274
1096
Barqueta
2
2,5
170
850
Pasarela C
2
3
190
1140
Cachorro
2
6
50
600
Triana
2
3
150
900
San Telmo
2
2,5
180
900
Los Remedios
2
2,5
150
750
Las Delicias
2
4
430
3440
Total de acerados cubiertos en 8 puentes  sobre el río Guadalquivir =
9.676
José Laguillo
2
3
265
1590
Samaniego-Greco
2
3
300
1800
Manuel Valle-Efeso
2
3
185
1110
Ctra. Carmona
1
3
300
900
Total de acerados cubiertos en 4 puentes FFCC=
5.400
TOTAL Superficie (m2)
15.076
Esta medida de cubrir con estructuras y toldos (desmontables o no) los principales puentes de Sevilla se plantea desde la Red de Sevilla por el Clima -ante las recurrentes y tempranas olas de calor que cada año invariablemente se suceden-, como necesaria, justa e imprescindible para la ciudad. Baste un dato recientemente publicado: la primavera de 2017 es la más calurosa desde hace 52 años y la previsión para el verano es similar.
Su ejecución puede plantearse desde diferentes perspectivas, todas ellas válidas y discutibles, que van:
a)   Desde un concurso de ideas a la sociedad para su diseño diferenciado de cada uno de los espacios de acuerdo al entorno y la propia infraestructura y su concepción temporal, bien fija todo el año o desmontable en invierno.
b)   Hasta un concurso público para el diseño, cálculo y ejecución por empresas de las soluciones necesarias para cada infraestructura.
c) Pasando por la aceptación de empresas o patrocinadores individuales bajo la aceptación de esquemas o normas básicas.
Es evidente que solo debe acometerse desde la colaboración interadministrativa para así resolver no solo las diferentes competencias (Carreteras, Puertos, Ferrocarril…) y titularidades propias (Mº Fomento y Ayuntamiento de Sevilla), también para conseguir una unidad de acción en un contexto de urgencia ambiental, así como implementar un diseño coherente para cada uno de ellos dentro de la concepción unitaria que la ciudad necesita.
Propuesta del Solsticio de verano de 2017

Juan E. Mena Cabezas. Miembro de la RED

martes, 24 de enero de 2017

Redescubriendo a Carlos Fuentes


En septiembre pasado retomé al escritor Carlos Fuentes, ya fallecido en 2012, uno de los principales exponentes de la narrativa mexicana y premio Cervantes en 1987.

Este otoño, crucial para la superación de la violencia estadocolombiano-guerrillas (o con motivo de esto), aparece el libro titulado Aquiles o el Guerrillero y el asesino que editó Alfaguara el año pasado. En las fechas en las que se debate el cese de la lucha armada en las selvas y ciudades y la pacificación y el reencuentro de las gentes.

Tal como me ha ocurrido con García Márquez o Juan Rulfo, tras una larga etapa de reposo en sus lecturas, este de Aquiles me conmovió especialmente. No sólo por la crudeza y realidad de sus descripciones, el análisis documental de la violenta realidad hispanoamericana y sus injusticias. También por la sucesión de los hechos relatados que nos acercan a un personaje sobre el que trabajó veinte años y dejó sin publicar a su muerte: un guerrillero que luchó por la paz: Carlos Pizarro.


Destaco dos párrafos sobre sus análisis socio-antropológicos de las sufridas gentes:

-La negritud cubana es un latido oscuro, un secreto, una ceremonia de pecado y reparación, a la vez que de salud y éxtasis mortal… El criollo cubano tiene un fantasma corpóreo, la cultura negra, y un cuerpo fantasmal, ideológico, el del occidente colonial.

-…cada país con su propio lote de problemas, Chile azorado de que la democracia más firme pudo caer en la dictadura más salvaje, Argentina azorada de que la sociedad más rica y más educada pudo engendrar los peores monstruos militaristas y el asombro de la miseria de basurero, Uruguay azorado de que en la Suiza de América la tortura haya reinado sentada en un potro y dos cátodos eléctricos, Brasil azorado de que el país crezca de noche mientras los barsileños duermen, el Perú nunca azorado porque siempre estuvo jodido, Venezuela azorada de que las rentas se acaben y haya que ponerse a trabajar mientras Bolivia azorada de que tantas desgracias no la hundan jamás, Paraguay azorado de que aún haya hombres vivos después de tanta sangría, ecuador azorado de que en el cielo haya un hoyito para ver Quito, Panamá azorado de que le puedan cortar en dos el corazón y seguir vivo, México azorado de que se acabe la paz social y el progreso de la revolución institucional, Cuba azorada de que el caimán se muerda la cola, Centroamérica nomás azorada de ser,  palpándose los ojos, los pechos, los güevos, la delgada cintura del dolor…?

Ahora en enero ha caído a mis manos La frontera de cristal, publicada en 1996 y de las menos alabadas de su prolífica obra. Precisamente ahora cuando el magnate americano, cuyo nombre no quiero pronunciar, quiere reinstaurar más fronteras y muros, evitar la difusión de las culturas diferentes a la yanqui, refortaleciendo su economía pese a las demás… Habla de las fronteras culturales, culinarias, laborales, violencias organizadas y abandonos familiares con la frontera económica como referente principal.



En definitiva, un autor con visión de lo por venir, de lo que se está viviendo como una realidad patente que la sociedad se niega –o no sabe- a asumir. Y admirador de las culturas indígenas y de sus protagonistas, como Rigoberta Menchú.

martes, 15 de noviembre de 2016

Jardines Verticales en tu ciudad

Es sabido que el modelo mediterráneo de urbanización se basa en una estructura compacta,  con una clara separación (cada vez menos) entre campo y ciudad. Obviando esta realidad se deduce, a su vez, una situación patente de ausencia de zonas verdes y espacios públicos abiertos susceptibles de acoger vegetación. Ahí  las sucesivas leyes del suelo han apostado claramente por unos estándares mínimos que ahuecaran un poco esta compacidad y establecieran unos mínimos espacios abiertos entre conjunto de manzanas.

Esta realidad aún es evidente en nuestras ciudades –pueblos y capitales- donde se suceden muchos itinerarios y calles sin un ensanche o plaza y, menos aún, zona verde propiamente dicha. En este sentido, las huertas y jardines interiores de palacios y conventos, una vez en carga urbana, han sido una fácil solución (p.e. Parque Mª Luisa y Jardines del Valle en Sevilla).

De otro lado, el instinto y naturaleza humanos tiende a rodearse de plantas y de vegetación, de forma que, allí donde es posible, plantamos y convivimos con ellas, aunque sea un vulgar y/o colorido tiesto de maceta en nuestro balcón.

Pero en nuestra coyuntura actual, con la contaminación, el efecto invernadero y las emisiones de CO2 la ciudadanía está preocupada y quiere colaborar. Es el caso de la Red de Sevilla por el Clima, presentada en junio pasado y en clara expansión técnica y social. Uno de los objetivos y propuestas estrella es, además de abogar por la candidatura Sevilla Capital Verde Europea 2020, las Azoteas Verdes.

Con esto se pretende implicar al conjunto de la ciudadanía a mitigar el cambio climático cambiando las áridas azoteas, terrazas  y balcones por un espacio más  húmedo con clorofila y colores que, en la Red, consideramos fácil y necesariamente viable a poco que se ayude a los vecinos. El referente, sin duda, fue el ajardinamiento y humidificación de la Isla de la Cartuja en 1992.


Pero  volviendo al análisis urbano inicial, convendremos que un jardín normal o zona verde urbana se configura en un espacio poligonal más o menos horizontal y escasamente elevado. Sin embargo las ciudades tienen enormes posibilidades de multiplicar estas superficies en las fachadas y muros privados, o sea, espacios o Jardines Verticales.


Evidentemente esto no es nuevo, pero sí escaso y poco promovido. Imagínense las potencialidades de reverdecimiento en muchas manzanas o esquinas  de nuestras ciudades. Pero no se trata -ni se defiende- de rellenar fachadas por doquier, sino valorar esta alta potencialidad verde, climática, ecológica y estética, en nuestras calles donde abunda la humedad del subsuelo y la luminosidad. Hay espacios emblemáticos en cada población que podrían multiplicarse con especies tan conocidas y adaptadas como la parra virgen, buganvillas, hiedras, glicinias, clemátides, madreselvas, rosas trepadoras, jazmines…

Atemperaríamos el calor urbano y ganaríamos sin duda en estética, fauna, colorido, fijación de CO2, etc.

Fdo: Juan Eugenio Mena Cabezas.

Consultor ambiental y miembro de la RED por el CLIMA.

martes, 12 de abril de 2016

¡A VIDA O MUERTE!


El pasado 25 de febrero se presentó en Sevilla (sede de la CGT) el libro de José Antonio Jiménez Cubero, en el centro de la foto y un cazallero de los mejores, su último trabajo de investigación histórica en las "sierras del norte de Sevilla"

Del título elegido pueden intuirse sus contenidos: la lucha guerrillera antifascista tras la Guerra Civil en la Sierra Morena de las inmediaciones y pueblos del entorno de Cazalla.


El próximo viernes 15/04/16, como continuación periódica de los actos anuales que Izquierda Unida de Llerena hace en esta singular fecha de conmemoración republicana, el autor presentará su obra en la antigua Cámara Agraria Local, en la calle Santiago a las 20h.


Aparte del recorrido y análisis histórico del momento, los pueblos y su geografía, los oprimidos y los escasos revolucionarios que mantenían el pulso a las autoridades, nos referirá injusticias  y vivencias sufridas por la población.

Nos relatará los numerosos casos en cada pueblo, que la historia local ha tratado de ocultar y sellar con pesada lápida, llamando la atención los numerosísimos casos Cazalla, El Pedroso, Las Navas, Malcocinado (El Chato), Azuaga (La Montesina)...



Una obra que estaba pendiente y que le agradecemos.

¡¡¡Vaya esto por adelantado!!!

martes, 5 de abril de 2016

¿Gobierno o Elecciones? ¡Se admiten apuestas!

Yo creía, hasta el miércoles pasado, el del “Encuentro”, que habría elecciones anticipadas por San Juan, mi onomástica. La maquinaria de Susana, la del Gobierno liberal Psoe-C´s de Andalucía que se sacudió a los molestosos y comprometidos de IU, quiere -pero no puede- arribar a todos los rincones de la geografía nacional, por más que lo intente y se acompañe de acólitos como del extremeño Sr. Vara que, por cierto, tuvo carnet del PP en sus inicios políticos. 

Este ala liberal promete y promete, pero su deriva es seguir como estamos, pero con buenas palabras y con mensajes vacuos; tal como está haciendo la presidenta.


Pero hay otros intereses políticos y nacionales en juego, con muchos votantes detrás, esencialmente de la izquierda que atacó, insistentemente y sin éxito, los recortes antisociales de esta legislatura pasada.

Dos ruedas de prensa, casi a la vez, hacían el primer anuncio de posibles acuerdos para que Pedro, con la astuta y elegante connivencia de Pablo, vaya haciendo y preparando a los diversos colectivos partidarios de sus siglas. Ya hemos visto en Catalunya la aprobación de la investidura de Puigdemont y la formación de un gobierno esencialmente de derechas. Y a última hora. Y en el último minuto. Los protagonistas actuales se dan pote para luego florear con el acuerdo de última hora, que ahora se dice de 161, más otros necesarios, pero de 161. Rivera, pasará a ser convidado de piedra y Rajoy tendrá su calvario, tan merecido como esperado. ¡Ajola! Como a veces se dice jocosamente por Sevilla.

Legislatura difícil, pero interesante, que puede ser liberadora de los incumplimientos y frustraciones a los que nos llevó Zapatero ese mayo de 2010 que nos encauzó por el desfiladero de los recortes y reformas laborales que los socialistas acataban con palmas sordas. Alguien decía, de cuyo nombre no quiero acordarme, que se gobierna con el BOE. Y eso es lo que quieren los podemitas, aunque no sea a diario. Pero para eso tendrán que votar, mal que les pese, y pelear en el Congreso con minorías a diario, pues pronosticaron la nueva política y aquí está ya.


Todo esto que decía hace unos días lo amplío hoy a la cita A TRES que se anuncia para mañana, y que, para mantener los postureos consabidos, no creo que dure más de 5'.


Yo mi parecer sobre las elecciones adelantadas lo he cambiado, pero ¡se admiten apuestas!

martes, 1 de marzo de 2016

Senado, Diputaciones… ¿para qué?

Traspongo en este blog, un poco abandonado este año, unos comentarios recientes que trasladé en el noticiario digital Sevilla 24 horas.

Dos entidades de gobierno en la mira de muchos. Instituciones que se resisten ante una nueva forma de entender la democracia, el buen gobierno, la transparencia y, el final de carrera de tantos y tantos. Organismos perfectamente prescindibles.

Tanto es así que en el Senado durante la legislatura pasada no ha tenido, ni tan siquiera, el habitual  debate de Comunidades Autónomas. No ha sido convocado. Para más inri, en esta fase actual de formación de Gobierno de España, el PP advierte al PSOE que vetará y torpedeará las iniciativas de otro gobierno distinto al suyo cuando lleguen, como es habitual,  al Senado, “para perfeccionarse”.

En la segunda cámara sus señorías cobran, al menos, 2.800 €/mes. Y se sabe que hacen poco, muy poco. Además, apenas un tercio son mujeres, y los hombres encabezan listas. Es un auténtico cementerio de elefantes, siendo muy frecuentes las carreras iniciadas en municipios, diputaciones, parlamentos y ejecutivos autonómicos, y culminan como senadores. En las designaciones desde los parlamentos (algo más de un quinto de todos los senadores actuales) abundan personajes conocidos y pesos pesados. Es el caso de Javier Arenas y Diego Duque, por el PP en Andalucía y Extremadura y de Fco. Menacho, por el PSOE en Andalucía, por citar algunos ejemplos que, no son la excepción. O sea, buena parte es representación indirecta para ese cargo, como ocurre con las Diputaciones.

Si no existieran las Comisiones Interministeriales de Ciencia y Tecnología, de Seguridad Vial, de Sanidad, de Agricultura, Cooperación Internacional, de Turismo,… que requieren de mucho consenso y planificación nacional. Si no existiera el Consejo de Política Fiscal y Financiera que regula las aportaciones a las CCAA, analiza las deudas y las financiaciones necesarias; pues vale. Pero, ¿es necesaria esta segunda cámara estando bien asentados los parlamentos autonómicos? Y, ¿tan mal legislan en el Congreso?

Cada campaña electoral llega con promesas y compromisos -nunca cumplidos-, de algunos partidos de eliminar alguna de estas dos instituciones superfluas. Ciudadanos lo dejó claro. Podemos también. I.U. siempre ha tenido clara su postura para suprimir el Senado. También la eliminación de las Diputaciones, de amplio poder económico, político y de favoritismos, en favor de las CC.AA. y las mancomunidades. Se han hecho cargo de recaudar la mayoría de impuestos y tributos, con lo que su poder económico está garantizado al optimizar costes y… ¡quedarse con un buen pellizco!

Por el contrario el Psoe, con Rubalcaba y José Blanco, intentó colar la supresión de las Diputaciones en su programa, aunque lo olvidó pronto ante presiones internas. Además, siempre apoyó el senado para sus cargos. El PP proponía su reforma pero a la primera vuelta de esquina les da más poder al subrogarse competencias municipales.



Sevilla, 22-02-2016

viernes, 8 de enero de 2016

¿¿¿Pactos electorales???

De nuevo con unas cuantas reflexiones sociopolíticas. En este caso sobre la reciente “contienda electoral” y la nueva situación abierta. 

En los dos veranos pasados he realizado sendos trabajos profesionales en dehesas y fincas en el norte de Huelva, junto a la Sierra de las Contiendas. Este nombre vine dado por las luchas fronterizas castellano-portuguesas que sucedieron a los tratados de Badajoz y Alcañices del s.XIII. Algo parecido a la Sierra del Aljibe gaditana, eran terrenos despoblados de gentes y tierra montuosa y sola, pero que interesaba. Y que fue objeto de guerras sin justificación.

Pues bien, el 22 de diciembre pasado, aparte de ganar casi todos –o de mantener el tipo en votos, que no en diputados como le ocurre a IU-UP-, ha dejado un panorama político aparentemente caótico pero a la vez interesante. Único y novedoso a mi parecer. Donde los mimbres de buenos o malos políticos tienen que manifestarse. Entre tanto, unos dicen que llega una nueva política que desplaza a la vieja, aunque el descafeinamiento de sus promesas electorales ha sido un goteo constante. Otros que les corresponde formar gobierno, ¡con el país sin derechos que han dejado!. Otros, también, que dicen ser la izquierda social y transformadora, pero que impuso una reforma laboral y una reedición del art.135, ambos temas de pena (por dar solo dos ejemplos).

En mi etapa de concejal de izquierdas minoritario (1 frente a 12) el rodillo era lo habitual, sin que saliera -y me niego a aceptar que, lógicamente- algo que no aceptara el titular todopoderoso, pero las propuestas, ideas, manifiestos y proyectos yo los dejaba sobre la mesa de Plenos, y muchos tuvieron que pasar, sí o sí. O sea, las minorías pueden servir y dar mucho de sí. Sí, mucho. Vean los resultados electorales si existiese algo parecido a la proporcionalidad e igualdad en el valor de los votos en todo el estado.

Durante las oscuras tardes de otoño, mi mujer y yo tuvimos el ritmo algunos días de ir siguiendo la serie danesa “Borgen” de la que ahora, tras las elecciones, se habla bastante. Durante una parte de la serie, la protagonista lleva un difícil gobierno de coalición. Pero eso sí, sin malas palabras ni violencia de ningún tipo. Arte, puro arte de política (a veces me tienta ver la serie Juego de Tronos, para comparar). En otra parte de la serie, le cede el gobierno al partido más mayoritario, pero reservándose buenos papeles en ministerios claves. Todo un arte de relaciones familiares, políticas y humanas.


Veo que los presidenciables manejan poco la aritmética, ciencia simple y clásica, y mientras nos amenazan con nuevas elecciones. 

Mientras tanto, sin pactos ni acuerdos, ¡siguen vigentes los recortes!.